Arca Tierra: agricultura para preservar el ecosistema

Fuente: Arca Tierra

Share

Las chinampas son un sistema de agrícola artificial, constituido por terrenos flotantes construidos por los aztecas para aprovechar el agua de los canales para el riego de los cultivos. Fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad en 1987.

La zona chinampera de la CDMX se ubica al Sur de la ciudad, en el polígono conocido como la Zona Patrimonial de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, al Sur de la Ciudad de México. Esta zona está conformada por un sistema de canales que suman una extensión total de 406 kilómetros.

La zona chinampera es de gran importancia para la ciudad por sus aportes ecosistémicos y por representar un polo de producción agrícola que provee de 40 mil toneladas anuales de producción para el consumo de la ciudad, generando empleo para casi 12 mil personas y un flujo estimado de 245 millones de pesos mexicanos (12 millones de dólares).

A pesar de su importancia productiva, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se han identificado 20,922 chinampas, que representan una superficie de 2,215 hectáreas. De estas, 17,336 (82.8%) se encuentran en estado de abandono, mientras el resto cuentan con producción agrícola. Actualmente, el fenómeno de expansión urbana ha planteado el riesgo de construcción de vivienda sobre las chinampas, lo que genera degradación del ecosistema, de la infraestructura urbana, y riesgo de pérdida de la tradición y cultura de la zona patrimonial.

El diagrama muestra los problemas generales en el polígono que fueron identificados por los organizadores del desafío (círculo interior). Arca Tierra, el emprendimiento ganador del reto, identificó problemas puntuales a los que busca responder con su operación (círculo exterior).

Arca Tierra es una empresa ubicada en Xochimilco que produce y comercializa alimentos orgánicos y promueve experiencias de turismo gastronómicas. Los alimentos son producidos en chinampas con un modelo de agricultura ecológica que promueve beneficios para los agricultores y campesinos que siembran los productos, para el medio ambiente y para quienes lo consumen.

Esta empresa lleva más de 10 años operando en la zona chinampera, tiempo en el que ha experimentado con técnicas de cultivo, abierto mercados, desarrollado cadenas de logística, establecido convenios con universidades, realizado numerosas capacitaciones, experimentado con energías renovables y construido una asociación civil donataria autorizada.

Esta experiencia ha propiciado que se establezcan vínculos de confianza y trabajo a largo plazo con otros agricultores chinamperos que facilita la implementación de la solución propuesta.

Con su implementación, Arca Tierra contribuye a la preservación de la zona chinampera desde el enfoque ambiental, productivo y cultural. De esta forma, contribuye a la implementación de la Estrategia de Resiliencia de la CDMX en sus ejes: Eje 2. Impulsar la resiliencia hídrica como nuevo paradigma para el manejo del agua de la cuenca de México; Eje 3. Planear para la resiliencia urbana y territorial; y Eje 5. Desarrollar la innovación y la capacidad adaptativa.

“La mayoría de gente nueva que llega a Xochimilco son migrantes de otros entornos rurales. La idea es enseñarles sobre la agricultura sostenible y otros temas en un programa de 9 meses. Incluso sería una ventaja tener residencias para estar personas para que vivan allí mientras están en entrenamiento.”

Lucio Usobiaga, Fundador de Arca Tierra

Impactos generados por Arca Tierra

Arca Tierra: agricultura para preservar el ecosistema